Polluela culirroja, un bicho raro

polluela colirroja

De vez en cuando hago escapaditas ornitológicas, la mayoría de las veces de ida y vuelta en el día, pero la habitual, lo diario son los paseos por las orillas del Guadalquivir de camino al trabajo o a escasos kilómetros de la ciudad. Casi siempre hay pequeñas gratificaciones, roqueros solitarios donde nunca antes lo habíamos visto, los piquituertos en el Parque Cruz Conde, una pareja de camachuelos en los Villares… Pero hay veces que te toca el gordo.
Aprovechando que estaba de descanso, quise visitar una laguna formada en una antigua cantera, normalmente siempre que he ido por allí he visto poca cosa. Mi idea era quedarme observando la zona que tiene más vegetación palustre y escasa profundidad, quería valorar si el sitio es idóneo para la observación de polluelas en su paso migratorio. Fue llegar y a los pocos minutos una polluela se posa entre las eneas, perfecta para ser observada. La miro y la remiro pero no me cuadra con ninguna especie. Mi cámara está en la mochila y la especie está alertada por mi presencia, despacio apenas sin respirar preparo la cámara y grabo un vídeo. Miro y remiro la guía, no es ni la polluela chica, ni la pintoja, ni la bastarda, ni tan siquiera la polluela sora, de origen americano que alguna vez se ha visto por Europa. Mando alguna foto por whatsapp a mis amigos pero no acabamos de dar con la tecla. A la memoria me viene una polluela de origen africano que se vio hace unos años en Sevilla, pongo en google: porzana sevilla africa y ahí está lo que estoy buscando, en el blog NosGustaElCampito, la foto cuadra con el ave que estoy viendo, una polluela culirroja (Porzana marginalis). Menudo pelotazo, por este blog me informo que esta sería la segunda cita para Europa, y de las poquitas, muy poquitas para el Paleártico occidental.
¿De dónde procede? La polluela culirroja (Amaurornis marginalis) vive en el sur del Sahara, con poblaciones sedentarias en Nigeria, Camerún, Guinea Ecuatorial y otras migratorias entre Kenia y Sudáfrica. Es una especie que realiza movimientos hacia el norte en la estación seca de su zona de cría (diciembre-enero).
Suele vivir en zonas inundadas, poco profundas y con vegetación herbácea que no sobrepasa el metro de altura. En concreto, en pastizales que se secan, se queman y se inundan.
Es una especie difícil de observar incluso en donde cría, debido a sus hábitos discretos y su carácter errante. Es poco abundante, se estima que su población oscila entre los 1000 y 25000 ejemplares.
Curiosamente la observación de la polluela culirroja coincide con la de otro rálido subsahariano en Marbella, el calamoncillo africano (Porphyrio alleni). Tal vez las sequías del África central y vientos del Sur nos mandaros estas aves.
Desde luego que la polluela culirroja es un bicho raro, raro en el sentido de infrecuente en nuestras latitudes y extraño porque difiere en su aspecto con sus parientes, tanto que algunos taxónomos le crean un género sólo para ella (Aenigmatolimnas).

 

Anuncios

~ por diegopeinazo en enero 24, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: